MINUTO
EMPRESARIAL

6

nov

Después del Puerto Rico que ya no existe

Por: Francisco J. Cabrero Presidente APPR

Como País tenemos que dar un paso hacia la reinvención y las nuevas oportunidades del Puerto Rico que, luego del paso de “María”, nos ha tocado vivir y trabajar.

Cada persona, cada entidad, cada empresario tiene que preguntarse si en esta nueva coyuntura en la que vivimos, las visiones y misiones realmente atienden las realidades de desarrollo económico, estabilización y responsabilidad social.

Como es muy probable y bajo el panorama que experimentamos y que ha trastocado no solo el alma de cada quien sino el progreso económico, revisar los planes estratégicos de cada organización tiene que ser una prioridad inmediata.

Hay que desarrollar planes, que incluyan nuevas visiones y misiones pues el Puerto Rico que conocíamos, ya no existe y no volverá a ser.

Sin embargo, eso no debe ser razón para cerrar los ojos y no ver las oportunidades que eventos tan catastróficos nos dejan. Sí existe una gran oportunidad de salir airosos en la Isla, ya sea a nivel personal como profesional. Sí podemos encontrar las ganas y la valentía y así pintar una nueva obra económica y social en esta “Isla Bendita”.

NOTA: Esta y las demás columnas de esta sección fueron publicadas primero en Minuto Empresarial de la sección de negocios de El Nuevo Día todos los lunes.

Otros minutos empresariales